Los Ecobarrios en la ciudad de Cali

Son una de las experiencias más interesantes de la red de Transición en Colombia.

Hace unos años, como un experimento social basado en las experiencias de otros países, se conformó un plan piloto en los barrios tradicionales de San Antonio y Aguacatal. Los sistemas de riego con captación de aguas lluvias, la implementación de huertas urbanas orgánicas con procesos de preparación de abonos orgánicos in situ y la adecuación de 80 composteras domésticas y 2 biodigestores generaron un gran impacto en la comunidad y actualmente el experimento es ya una realidad a la que se han unido los barrios Altos de Santa Helena y Salomia. El desarrollo de los ecobarrios propone incorporar criterios de sostenibilidad y ecotecnias que permitan desde lo local mitigar la generación de gases de efecto invernadero y la adaptación al cambio climático. Los ecobarrios promueven la protección de la estructura ecológica principal de los territorios, desde la perspectiva del fortalecimiento de las organizaciones comunitarias promoviendo su papel como agentes del desarrollo integral de la ciudad. Los habitantes de estos sectores populares de la tercera ciudad más poblada de Colombia, han tenido además la oportunidad de participar en un Diplomado que les permite implementar energías alternativas con un enfoque pedagógico y demostrativo.

El mercado orgánico y agroturístico

Gracias a la implementación de los ecobarrios en la ciudad de Cali, todos los sábados desde el mes de abril de 2018, se conformó en el barrio San Antonio el mercado orgánico y  agroturístico, que se ha venido desarrollando de manera ininterrumpida de forma autosostenible y autogestionada. Fruto del trabajo mancomunado y solidario de participantes y visitantes, el mercado ha resultado estratégico para la articulación de los habitantes y vecinos del barrio constituyéndose en un punto de encuentro vecinal y en uno de los referentes del proceso de los ecobarrios. El mercado reúne diferentes experiencias productivas responsables con el medio ambiente y comprometidas con la sostenibilidad, pues productos orgánicos y de alimentación saludable) y una sensibilidad creciente hacia los procesos y principios en que sustenta el mercado. (Solidaridad, sostenibilidad, autocuidado, nuevas formas de relacionamiento). A nivel de retos y de estrategias para el posicionamiento de este espacio, se ha pensado en generar alianzas y apoyos con diversos proyectos y dependencias como el de comercio colaborativo y sofisticación de cadenas de valor y el de encuentros campesinos con la Secretaria de Desarrollo Económico de la ciudad de Cali

Como un proceso de organización de carácter sociocomunitario y de carácter local, en torno a la implementación de estrategias y prácticas en pro del desarrollo sostenible de las zonas urbanas de Cali, el marcado agroecológico de San Antonio es una experiencia que ha transformado la vida de sus habitantes. Gracias a esta experiencia se establecen relaciones directas con productores orgánicos rurales, urbanos y periurbanos, promocionando tanto sus productos, como sus prácticas de cuidado con el entorno natural, que tiendan a promover un nuevo tipo de relacionamiento entre lo rural y lo urbano. Se promociona el consumo consciente y de la economía circular. Desde una perspectiva social y vecinal, se ha mejorado de manera integral la calidad de vida de los habitantes por medio de la promoción de prácticas de “buen vivir”, desde una perspectiva multidimensional.

Los ecobarrios como alternativa frente al Covid-19