La Red Colombiana de Transición se fortalece en el Llamado de la Montaña 2020

 

Diferentes proyectos ciudadanos comunitarios que desde sus distintas visiones aportan a la creación de una resiliencia social en Colombia, proponen agenda común abierta y participativa.

El Movimiento de Transición es una iniciativa global que surgió hace un poco más de una década en Totnes (un pequeño municipio de Inglaterra) cuando la inestabilidad económica, las alarmas de descenso energético y el cambio climático llevaron a que los ciudadanos se organizaran para configurar pueblos en torno a prácticas comunitarias más saludables entre sus vecinos y con el medio ambiente. Basados en los postulados de la permacultura, este movimiento que se ha extendido por el mundo promueve el uso de energías renovables amigables con el planeta y abandera como ideología central la visión de una sociedad sin necesidad de petróleo. De ahí el término de “transición”, pues plantea una transformación paulatina, pero urgente, de una cultura basada en la alienación y el excesivo consumo.

En Colombia, aunque el movimiento es muy reciente, cuenta con cantidad de experiencias. Durante el III Encuentro Nacional de Transición, realizado en el marco del 14 Llamado de la Montaña 2020 del 3 al 9 de enero, estuvieron presentes varias iniciativas nacionales, así como participantes de España, Chile, Ecuador y Francia. El evento, que estuvo apoyado por Transition Network (la red global de Transición), contó con delegados de procesos en Cundinamarca, Antioquia, Boyacá y Valle del Cauca que pudieron intercambiar experiencias en sus comunidades para contener el pico de producción del petróleo y el progresivo colapso social provocado por el cambio climático.

Este año el evento contó con delegados de los procesos de los ecobarrios El Aguacatal y San Antonio en Cali, que compartieron las iniciativas que benefician a cerca de diez mil personas y que promueve como un ejercicio ciudadano la apropiación del territorio como un espacio de aprendizaje por medio del mantenimiento de huertas comunitarias y estaciones de aprovechamiento de los residuos. Miembros de la iniciativa Cocorná en Transición explicaron su proceso en la configuración de una red de consumo de bienes de producción local y la articulación con las instituciones municipales para el diálogo alrededor de políticas públicas. Desde Choachí, se compartió la experiencia del Festival del Trueque y su incidencia en el diálogo campo- ciudad.

Destacamos en el encuentro el fortalecimiento de la red con nuevos miembros y con redes hermanas como CASA Colombia, CASA Latina y el Llamado de la Montaña, así como las propuestas de las Ecoversidades, espacios alternativos de intercambio de conocimientos, los estudios de la Colapsología, los ejercicios sociales que plantearon miembros de varias ecoaldeas y el auge de procesos de comunicación popular, como el Periódico El Sirirí y Radio Pirata, emisora que surge en el trabajo comunitario con las personas que habitan el barrio Ramírez de Bogotá y que transmitió en vivo gran parte del evento.

El 6 de enero durante la jornada de puertas abiertas, como es costumbre en los Encuentros Nacionales de Transición, se llevó a cabo una actividad para el público y en esta ocasión el Festitransición contó con una asistencia de trescientos asistentes. Fue facilitado por Arturo Ruf, Claudio Madaune y Beatriz Arjona. El evento se inició con una introducción al Movimiento de Transición que se realizó a través de una emisión radial en directo con www.frecuenciapirata.com. Posteriormente se desarrolló una actividad lúdica con el juego de cartas de GEN (Global Ecovillage Network) que condujo a reflexionar en grupos sobre las cinco dimensiones de la sustentabilidad (ecológica, económica, social, cultural e integral).

Andrea Giraldo, de Cocorná en Transición, hizo una breve introducción a la transición interior para dar paso a una danza de paz universal dirigida por Silvia Murillo (Fiba), de gran reconocimiento internacional como facilitadora de danzas. Introducción para el trabajo en grupo dirigido por el equipo corazón de Transición Colombia que realizó una dinámicas teatral con los ingredientes de la transición, entregando a cada grupo una tarjeta con los ingredientes y una pequeña explicación, extraído de la “Guía Esencial para la Transición”.

Luego hicimos una minga o trabajo comunitario para prestar un servicio al territorio que nos acogía, logrando avances en la huerta, en el cuidado de los árboles nativos retirando la Thilandsia (parásito que mata los árboles) y recogiendo paja que se usará para el mulch de la huerta y las pacas digestoras.

Después de un nutrido y reparador almuerzo comunitario elaborado con los alimentos traídos por los participantes, entramos a la feria de trueque de productos y servicios que contó también con un espacio de gratiferia “deja lo que quieras, llévate lo que necesites”.

Las conclusiones para este encuentro es avanzar en el tejido nacional y por eso se abrió una convocatoria para que cada vez más iniciativas se unan al movimiento, crezca el mapa de experiencias a nivel nacional y se acuerde una agenda común que promueva las actividades de las distintas comunidades aliadas a Transición Colombia. También se resaltó la necesidad de plantear propuestas basadas en los ejercicios de las organizaciones para nutrir los espacios que han surgido en el escenario del Paro Nacional.

Este 18 de enero, se extendió la invitación a participar en un encuentro en el barrio Ramírez, como la primera actividad propuesta por el movimiento para este año. Si considera que su colectivo, organización o grupo de trabajo puede aportar a los postulados de Transición, lo invitamos a unirse. Como dice Arturo Ruf, parte del equipo de Transición Colombia: “En estos momentos de incertidumbre y crisis sistémica es necesario buscar soluciones que sean positivas y creativas para afrontar los retos que tenemos y el movimiento de transición es una buena ventana a la esperanza”.

COLOMBIAN TRANSITION NETWORK STRENGTHENED IN THE CALL OF THE MOUNTAIN 2020

Multiply community citizen projects that, from their different visions, contribute to the creation of social resilience in Colombia, propose a common open and participatory agenda.

 

The Transition Movement is a global initiative that emerged a little more than a decade ago in Totnes (a small town in England) when economic instability, energy decline and climate change alarms led citizens to organize and configure villages around healthier community practices among its neighbors and with the environment. Based on the permaculture postulates, this movement has spread throughout the world promoting the use of renewable energies that are friendly to the planet, and giving tools to the societies for a living without oil dependence. The term «transition» stands for a gradual, but urgent, transformation of a culture based on alienation and excessive consumption.

In Colombia, although the movement is very recent, it has many experiences. During the III National Transition Meeting, held within the framework of the 14th Mountain Call 2020 from January 3 to 9, several national initiatives were present, as well as participants from Spain, Chile, Ecuador and France. The event, which was supported by Transition Network (the global Transition network), had process delegates in Cundinamarca, Antioquia, Boyacá and Valle del Cauca who were able to exchange experiences in their communities to contain the peak of oil production and the progressive social collapse caused by climate change.

This year the event join the delegates from the El Aguacatal and San Antonio ecobarrios in Cali, who shared initiatives that benefit nearly ten thousand people. This experience promotes as a citizen exercise the appropriation of the territory as a learning space, that as a common issue, works  in maintaining community gardens and waste disposal stations. Members of the Cocorná en Transición initiative explained their process in the configuration of a network of consumption of locally produced goods and how they articulate with municipal institutions for a dialogue around public policies. From Choachí, the experience of the Barter Festival and its impact on the countryside-city dialogue was also shared.

In this year, Transición Colombia strengthens the network with new members and with sister networks such as CASA Colombia, CASA Latina and the Call of the Mountain, as well as the proposals of Ecoversities, alternative spaces for knowledge exchange, the studies of Collapsology, the social exercises that raised members of several ecovillages and the rise of popular communication processes, such as El Sirirí Newspaper and Radio Pirata, a radio station that emerges in community work with the people who live in the Ramírez neighborhood of Bogotá and which broadcast live part of the event.

On January 6, during the open day, the National Transition Encounters realized many activities for the public, that in this occasion join more than three hundred people. The event was facilitated by Arturo Ruf, Claudio Madaune and Beatriz Arjona, and began with an introduction to the Transition Movement that was carried out through a live radio broadcast (www.frecuenciapirata.com). Then, a playful activity was developed with the card game of GEN (Global Ecovillage Network) that led to reflect in groups on the five dimensions of sustainability (ecological, economic, social, cultural and integral).

Andrea Giraldo, from Cocorná en Transición, made a brief introduction to the meaning of an interior transition and later the audience participate in an universal peace dance directed by Silvia Murillo (Fiba), dance facilitator of great international recognition. Transición Colombia work group performed with the audience a theatrical dynamic with the ingredients of the transition, giving each group a card with the ingredients and a small explanation, extracted from the “Essential Guide for Transition” .


Then the people join the minga or community work, a service to the territory that welcomed us, making progress in the garden, in the care of the native trees by removing the Thilandsia (parasite that kills the trees) and collecting straw that will be used for the mulch of the garden and the digestive bales. After a large and refreshing community lunch prepared with the food brought by the participants, we enter the barter fair of products and services that also had a space of gratiferia «leave what you want, take what you need.» 

The conclusions of this meeting is to advance in the national agenda making a call for more initiatives to join the movement, and growing the map of experiences at the national level, working together in a common agenda that promotes the activities of the different communities allied to Transition Colombia. Also, the organizations that are working in transition principles, would focus on proposals exercises in the National Strike scenario. This January 18, as the first activity proposed by the movement for this year the invitation is to participate in a meeting in the Ramírez neighborhood. 

If you consider that your group, organization or work group can contribute to Transition postulates, we invite you to join us. As Arturo Ruf says, part of the Transition Colombia team: «In these moments of uncertainty and systemic crisis, it is necessary to find solutions that are positive and creative to face the challenges. Transition movement is a good window to have hope for future.»